martes, 7 de febrero de 2012

¿Qué hacemos Costa Rica?



Todos los días aparece alguna noticia que nos causa indignación. Los diputados se aumentan 150,000 colones mientras el pueblo solo recibe 5,000 (los empleados privados un 3%), los magistrados aumentan su pago de cesantía de 8 a 12 años sin tener los fondos, todo el asunto del paquete fiscal, la CCSS está en números rojos, calles y puentes en pésimo estado, etc. (Usted bien puede agregar montones a la lista).

Todas éstas entucadas y malas decisiones del gobierno salen en las noticias y redes sociales, y los ticos nos quejamos e indignamos con mucha razón:
No los escogimos para eso.

Pero mientras tanto, además de berrear, ¿qué hacemos?

“Uy mi hermanilla se encontró una tarjeta con todo y pin en el cajero ¡y la muy idiota solo le sacó 10mil colones!, yo le hubiera sacado todo”
“Vamos, pongámosle pólvora a la caja donde esta ese zaguate”
“Papi usted es amigo de aquel señor que trabaja con el gobierno, dígale que me pegue una ayudita”
“Voy a votar por ese carajo (con antecendentes) solo porque es del partido X”



Apuesto todos conocemos gente que dice/ha dicho cosas así. O nosotros mismos. Y es a eso a lo que voy.

¿Cómo vamos a pedirle al gobierno que pare la corrupción, el despilfarro y el irrespeto al pueblo si nosotros mismos no damos el ejemplo?

Somos un pueblo cochino, que no respeta lo ajeno, que no le importa robar (aunque no necesite hacerlo), que maltrata animales por diversión, indiferente ante la violencia, que bota basura en la acera teniendo un basurero a la par, que no le importa perjudicar al compañero con tal de hacerse de unos cincos más, que no respeta señales de tránsito, que espera a que pongan algo bonito o útil en la ciudad para dañarlo, que aplaude al aprovechado (“ese carajo si es vivo”), etc.

Es igual de ladrón el que roba millones que el roba mil pesos. Es igual de violento el que pega que el lo ve y no dice nada. Es igual de cochino el que contamina ríos que el tira un paquete de chicles en la calle.

Quítemonos la máscara de “somos tan pura vida” y veámos lo que estamos haciendo en realidad. Todos somos culpables de como estamos.

Creo que divulgar las cochinadas del gobierno es genial porque así la voz se esparce entre la gente y tal vez piensen mejor su voto la próxima vez. Pero me parece FUNDAMENTAL que empecemos el cambio en la casa.
Debemos ser más serviciales y honestos. Si queremos este país tenemos que cuidarlo, en todos los sentidos. Por nosotros mismos.

Seamos el pueblo que no merece este gobierno.






Imagenes de aca y aca.

9 comentarios:

andrés dijo...

Soy de los que piensa que no todo esta perdido, que hay mucha gente honesta aun en las calles, breteadora y empunchada.

Pongo de mi parte, con el ejemplo y la sana discusión, esperando que algo se quede en ambos lados, que ambos aprendamos y mejoremos sin embargo Karo es un asunto mas de Fe ciega y tragar grueso el 95% del tiempo... nos hemos vuelto muy vale verguistas y siempre echados esperando q alguien mas arregle la torta

Saludos

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Clap clap aplausos. Bien dicho!

Muñekita CaT dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a [email protected]
besoss
Emilia

P. Vargas dijo...

En el clavo. El principal problema de la sociedad es que muchos piensan que las cosas se pueden corregir, pero realmente son pocos los que hacen algo para efectuar el cambio. Justo como una amiga que me contó que había falsificado un documento para ayudar a un amigo a ingresar a un curso en la UCR. Me sentí demasiado indignado. Y como se lo dije a ella "te pasas quejando de la corrupción en el país, pero hiciste lo mismo".

Concuerdo contigo en que la gente tiene el gobierno que se merece, porque no están haciendo nada para pensar lo contrario. La clave es buscar la forma en que podamos revertir esto, aunque es un proceso largo. Creo que podemos lograrlo.

Saludos Ka. ¡Un abrazo!

P. Vargas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ameyal dijo...

Totalmente de acuerdo. No hay cambio si no cambiamos y en este embrollo, todos (y todas) tenemos responsabilidad.
El poder de Uno, es algo más que un "sologan" bonito y coincido con Andrés en que ya hay gente (más de la que pensamos) haciendo cosas buenas. Hay que sumar.
Y sí, esa es la pregunta: ¿Qué hacemos? Todos y cada uno.

R dijo...

Para mí, una de las mayores actitudes que tienen al país así es el valeverguismo y conformismo. Lo peor es que muchos se enorgullecen y ufanan de eso como la gran gracia (basta leer muchas bios en Twitter). Nos da igual ver a alguien dañando infraestructura pública, llegar tarde al trabajo, oír de chorizos y escándalos, ver desde el bus cómo asaltan a alguien... todas esas acciones son como una bola de nieve-bumerán: crecen conforme las dejamos fluir, y a la postre, se nos pueden devolver.

KagosaVampire dijo...

andrés:
Pues si, las hay pero son minoría... Y todos estamos predispuestos a caer en esas cosas que menciono...

Saludos

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°*:
jeje gracias Hei

Muñekita CaT:
Gracias Emilia, lo pensaré...
Saludos

P. Vargas:
Hablar es fácil, pero nadie HACE.
Hacemos las mismas chanchadas pero a distrintas proporciones...

El chorizo esta tan arraigado en nuestra cotidianidad que lo vemos como lo cool que hay que hacer...

Ameyal:
Somos expertos en lavarnos las manos. Nos encanta señalar pero no vemos nuestra propia casa...

R:
Esas actitudes que mencionas son parte de nuestra cultura, son casi unas materias extra en el cole...
Y en la vida...
La bola de nieve nos afecta a todos, porque todos contribuimos a ella.

KagosaVampire dijo...

Y tengo que confesarles:
Uno tiene las ganas de hacer las cosas bien pero es muy difícil no desanirmarse al ver todo lo que pasa. El esfuerzo se siente inútil...

KagosaVampire © 2008. Design by :Yanku Templates Sponsored by: Tutorial87 Commentcute