lunes, 16 de enero de 2012

Lame-botas: Individuo en la cúspide de la pirámide laboral tica


Tengo 23 años y tengo poca experiencia laboral. Pero estos cortos años de brete me han enseñado una cosa:

En Costa Rica, el progreso y ascenso laboral no se logra con esfuerzo y rendimiento. Se logra con habilidades en el arte de lamer zapatos (llámese también lamer botas, chupar culos, calentar oídos, hacer favores sexuales, adulación a la décima potencia, etc.).

Estoy al tanto de que no todas las empresas y trabajadores son iguales, pero en los 3 lugares en los que he estado, así funciona el asunto. De nada valen métricas y números. Todo es modificable para beneficio del lame-botas.


Tome nota:
  • Tiene que sonreír y adular a todos (la ropa, los zapatos, el pelo, etc.), en especial al jefe. No importa si es mentira.
  • Doble puntaje si chismea con las más fisgonas. De lo que sea. Entre mas superficial el tema, mejor.
  • Trate de hacerse el “BFF” de su jefe inmediato. No importa si no le simpatiza. Alabe la hipocresía.

Estos 3 simples pasos le permitirán ascender en la pirámide laboral o al menos asegurar su puesto actual.


Recuerde: Estos son pasos de todos los días. Si su jefe es hombre, no olvide el escote pronunciado.








PD.: Se que he trabajado en muy pocos lugares pero 3 de 3 es 100%.



Primer imagen de acá

4 comentarios:

El autor dijo...

No importa la edad o experiencia que se tiene, esa es una constante que siempre va a estar presente en toda empresa, sin importar si es una multinacional o una empresa local.

El problema es que la gran parte de las jerarquías administrativas son llevadas por ticos, y aquí se tiene la idiosincrasia de que el empleado tiene que ser como Tica Linda. El ser brocha te permite avanzar pero igual que avanza lo pueden mandar a volar.

Lo mas importante es solo quedar bien con uno mismo, a menos de que en el contrato que se firmo y diga que tiene que ser tica linda, con bretear como si nada y ser efectivo, nadie lo puede tocar pero si hacer pasar malos ratos.

Saludos.

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

Hola Vampirilla...

Este post me cayó como anillo al dedo. Precisamente hablaba de esto con una amiga que es empleada pública y recién recibió un ascenso. Pero claro el famoso ascenso no fue pensado como tal, más bien era un castigo por ser eficiente, pero resulto ser un premio pues le presentan un reto diferente.


No se preocupe que no en todos lados es igual, pero obvio por lo general reina el empleado vago y lamebotas que asciende de puestos sin tener la mínima preparación.

Alejandro C. Trejos C. dijo...

mmmm, a quién tratas de engañar con tu edad?!?!?!?!?!?

Todos sabemos que tienes 22.

andrés dijo...

Pues mi experiencia y conclusión coincide con la tuya y he trabajado en bastantes mas empresas que vos, nacionales e internacionales.

El lame botas es como el hijueputa, nunca faltan a diferencia de q al menos en el 2do caso generalmente es solo una persona, los lame botas son hordas. Es la falta de madurez profesional sumado a la actitud "todo pasa, todo vale" del Tico, pienso.

Ese tipo de gente no vale nada.

KagosaVampire © 2008. Design by :Yanku Templates Sponsored by: Tutorial87 Commentcute