jueves, 8 de septiembre de 2011

¿Ariadna, Teseo o Minotauro?




-Corre, compañero. El reloj camina imparable y aunque múltiples opciones ha de tener, solo una decisión ha de haber.
El mundo es un conjunto de intersecciones con dirección a minotauros diferentes.
¡Levántese! Su destino depende de su productividad.
¿Quiere comprender su papel? Escoja un camino, pero hágalo rápido.
Tic-toc. Tic-toc.

-¿Y si me equivoco?

-Es un decisión de vida. Escoja un futuro, un camino de los que se le presentan y asimílelo.
Hay nueve de diez posibilidades de que no sea lo que esperaba.
Acepte los resultados y tenga paz.

-¿Debe ser apresuradamente? Ese es mi tormento.

-Sí, pues su estadía aquí es corta. No espera a nadie.

-Creo entonces que la decisión ya fue tomada, tiempo atrás. Y creo fue la incorrecta. Mi melancolía me lo indica. ¡Oh no, escogí una de las nueve que no debía!

-Ya veo. Entiendo su sentimiento pero lo importante es otra cosa.
¿Está usted aquí para que lo consuele o para que lo transforme?




"El hecho es que soy único. [...] Las enojosas y triviales minucias no tienen cabida en mi espíritu, que está capacitado para lo grande".
-La Casa de Asterión, Jorge Luis Borges.

Imagen de acá.

6 comentarios:

Arevalo dijo...

Saludos.

Cualquier camino puede servir si el caminante no busca a la mujer redentora o al príncipe azul, -según sea el caso-, pues no existen. Existen las sirenas y criaturas por el estilo, pero es lo natural.

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

El tiempo, las decisiones, el qué hago, será que me gusta... que terrible darse cuenta algunos años después que no era loq ue yo quería ser o hacer.

Kri§ dijo...

A veces la decisión más difícil no es ir detrás de Teseo, sino querer entrar al laberinto. Todo depende de qué tanto miedo nos dé el miedo mismo.

Saluditos!

andrés dijo...

Así como lo pones se ve como una decisión terrible, que infundiría pavor, pero para eso es la vida, para probarse, decidir y perseverar o ser inteligente y corregir sin lamentarse, aprovechando lo que queda al frente y no lo que quedo atrás.

Con miedo no se puede vivir pero hay que saber cuanto apostar en el momento indicado.

un beso flaca

delfin en libertad dijo...

Pues me gusta mucho como lo dejas en tu escrito. Un laberinto...como la vida misma, impredecible, misteriosa, llena de recovecos y falsa entradas y duras salidas. Siempre existirán equivocaciones, retrocesos, pausas, pero lo importante es reconocerlas y juntar lo que queda y convertirlo en positivo, hacia adelante siempre!!!
Un fuerte abrazo querida Vampi!

P. Vargas dijo...

Me gusto todo el trasfondo del post, pero me quedo con esa frase final que refleja los dos caminos que podemos aceptar cuando las cosas salen como una las espera: querés consuelo, o empezar de nuevo. Me encanto!

pd. Estuve fuera de la blogsfera (a fuerzas por un bendito bloqueo que le hicieron a mi Ip de Blogger) pero me alegra estar de vuelta. Realmente extrañaba leer tus post. Un abrazo, nos seguimos leyendo, que esta vez prometo no irme tanto ;D

KagosaVampire © 2008. Design by :Yanku Templates Sponsored by: Tutorial87 Commentcute