lunes, 27 de mayo de 2013

Corazones rotos que no hablan

Me costó conciliar el sueño anoche. Aunque parezco muy dura, en realidad soy muy sensible y no podía dejar de pensar en los perritos que vi por la tarde.
Fuimos a un refugio de animales, ya que andamos en busca de una mascota.

Salí con el corazón partido. Historias de machetazos, amputaciones, malformaciones, abandono, violencia… Estos pobres animalitos han pasado de todo. La bulldog que usa pañales por problemas genéticos (gente que se pone a reproducir perros de raza sin tener la menor idea), el colochudo que no ladra porque le dañaron las cuerdas vocales al tratar de degollarlo, al abuelo que iban a poner a dormir por viejito pero sigue bien de salud, la preciosa que perdió una pata después de pasar con el huesito afuera por días, al guapo que no adoptan por no ser de “raza”…

Y aun así, estos bellos nos recibieron moviendo el rabo, dándonos besos y brincando de felicidad. ♥♥♥




La gente de refugios de fijo tiene ganado el cielo. Hacen posible lo imposible con limitados recursos. Las ganas pueden más que las limitaciones, por dicha. Pero, ¿por qué llegan estos animales ahí?

¿Qué motiva a una persona a machetear a un perro? ¿A envenenar a un gato? Me cuesta tanto pensar que la respuesta es simplemente “porque pueden”. Me cuesta pensar que una multa pueda más que la conciencia. Si bien Costa Rica necesita una ley contra el maltrato animal, siento que es un tema de sentido común. El maltrato se enseña o se permite en la casa y Costa Rica está enferma…

No digo que todo mundo deba amar a los animales, pero al menos respetarlos. Respetar su vida. Repito lo que pasan diciendo los refugios:

Adopta, no compres. Si no puedes adoptar, dona. Si no puedes donar, crea conciencia.

Yo espero hacer las 3 :-)


Nota: Pueden buscar refugios en Facebook, si desean ayudar.

5 comentarios:

Fede Garcia dijo...

Yo adopté y mi pobre perrito vivió apenas 4 meses, tenía una enfermedad incurable pero por lo menos tuvo calidad de vida.

Cuando podía caminar se volvía loco al verme llegar a la casa y cuando ya no podía caminar ladraba bajito para que uno lo alzara.

H3dicho dijo...

En realidad una persona que le hace daño a un animal indefenso no merece vivir en nuestra sociedad, ya que nada bueno se puede esperar de ellos.

Dime cómo tratas a los seres vivos que te rodean y te diré quién eres.

Saludos

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Yo adopté a una perrita callejera atropellada que fue abandonada por sus dueños, y ha sido una de las mejores experiencias. Vivió en mi casa feliz y tres años después se fue al cielo de los perritos.

A uno se le llena el corazón el saber que pudo haber muerto en la calle, pero nosotros le dimos calidad de vida y murió siendo amada por una familia...

delfin en libertad dijo...

Es terrible sentirse muchas veces atadas de manos, luchar contra la indiferencia y el maltrato. Es necesaria más educación sobre esto, desde el hogar, luego en el kinder y las escuelas. La importancia de castrar y así evitar la sobre población y muchas enfermedades, en fin falta mucho. Pero adoptar es la mejor opción, he llegado a tener cuatro perritas y un gato, ahora son dos perritas y el mismo gato. Un abrazo Vampi !

eduardo jqk dijo...

¡Y que nadie vuelva a insultar con nombre de animal!... Si quieres insultar a cualquiera, sobran adjetivos.

KagosaVampire © 2008. Design by :Yanku Templates Sponsored by: Tutorial87 Commentcute